Anywhere out of the world. Charles Baudelaire.

La canción de Shambalah

ANYWHERE OUT OF THE WORLD

Esta vida es un hospital donde cada enfermo está poseído por el deseo de cambiar de cama. Este quería sufrir delante de la estufa, y aquél cree que se curaría al lado de la ventana.

Me parece siempre que estaría bien allí donde no estoy, y esta cuestión de la mudanza es una que discuto sin cesar con mi alma.

“Dime, alma mía, pobre alma enfriada, ¿Qué pensarías de vivir en Lisboa? Hace calor y te vigorizarías como un lagarto. Esta ciudad está a la orilla del agua; se dice que está edificada en mármol y que el pueblo tiene tal odio a lo vegetal que arranca todos los árboles. He aquí un paisaje a tu gusto; un paisaje hecho con luz y mineral y el líquido para reflejarlos.”

Mi alma no responde nada.

“Puesto que amas tanto el reposo, con el espectáculo del movimiento, ¿Quieres vivir en Holanda, esa tierra beatífica? Puede ser que te diviertas en ese país cuya imagen frecuentemente has admirado en los museos. ¿Qué pensarías de Rotterdam, tú que amas los bosques de mástiles y los navíos amarrados al pie de las casas?”

Mi alma sigue muda.

“¿Puede ser que Batavia te sonría más? Encontraríamos allí el espíritu de Europa casado con la belleza tropical.”

Ni una palabra. ¿Estará muerta mi alma?

“¿Has llegado a ese punto de entumecimiento en el que no te gusta más que tu mal? Si es así, huyamos hacia los países que son analogías de la Muerte ¡Ya lo tengo, pobre alma! Haremos las maletas para Borneo. Iremos todavía más lejos, al extremo del Báltico; todavía más lejos de la vida, si es posible. Instalémonos en el polo. Allí el sol no roza la tierra más que oblicuamente, y las lentas alternativas de la luz y la noche suprimen la variedad y aumentan la monotonía, esa mitad de la nada. Allí podremos tomar largos baños de tinieblas, mientras que para divertirnos, las auroras boreales nos enviarán de cuando en cuando sus haces rosas, como reflejos de un fuego artificial del Infierno.”

Finalmente, mi alma explota y sabiamente me grita: “¡No importa dónde, no importa donde! ¡Siempre que sea fuera de este mundo!”

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s