Porfirio: Conócete a tí mismo

“Conócete a tí mismo” era el consejo grabado en el frontispicio del oráculo de Delfos. Acaso en este leitmotiv se resuma la historia de la filosofía. Plutarco, sacerdote del oráculo, aclaró que la respuesta al consejo era “E”. Abelardo, en la Edad Media, escribió Nosce te ipsum, libro sensato sobre la responsabilidad personal, que san Bernardo aborreció y no entendió . Entre uno y otro, Porfirio dedicó un tratado a la recomendación oracular, del que apenas han sobrevivido tres fragmentos, que cuelgo a continuación. Imagen no prevista por el autor, el fragmentario hombre moderno sólo puede leer los fragmentos de un tratado sobre el autoconocimiento. En ellos se intuye una gran obra. Cumplir el precepto, dice Porfirio, implica conocer el verdadero Bien. En el erudito siglo XV, Nicolás de Cusa dirá que conocerse a sí mismo implica conocer el principio de todo.

Conócete a tí mismo

Anuncios

Un comentario el “Porfirio: Conócete a tí mismo

  1. […] filósofo neoplatónico discípulo de Plotino, nacido en la antigua Tiro, se hacía esta pregunta. Unos fragmentos suyos, de enorme valor para el amante de la sabiduría, nos permitirán adentrarnos en el significado […]

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s