Joaquín de Fiore: Carta al abad de Valdona

Libro de las figuras

La obra del abad Joaquín de Fiore corre una suerte paradójica. Siendo uno de los escasísimos místicos medievales que conservan algo de renombre en nuestros tiempos oscuros, los escritos que le dieron la fama no está al alcance de nadie, debido a la habitual desidia de traducir obras medievales. Aquí cuelgo una obra menor suya de espiritualidad un tanto apocalíptica. En ella comprobamos la fama de profeta de Joaquín: El abad de Valdona espera una respuesta sobre temas proféticos, ciclos cósmicos y edades del mundo. Estos temas ya le eran familiares, a juzgar por el tenor de la epístola. Conforme avanza la lectura se desdibuja la frontera de las cosas. No tenemos claro si los hechos y profecías han de acontecer en el mundo o si acontecen en el alma; si se han de estremecer los elementos o si son estadios espirituales. Acaso sean ambas cosas; la distinción está más en nuestra mente múltiple que en las profecías.

Carta al Abad de Valdona

Anuncios
Esta entrada fue publicada en General.

2 comentarios el “Joaquín de Fiore: Carta al abad de Valdona

  1. Eloy dice:

    Formidable,el Tiempo tiene una estructura y obedece al Eterno Designio.Aquì y ahora los constantes fariseos persiguen y condenan a Cristo,aquí y ahora el Cristo Eterno triunfa sobre la muerte y la mentira.
    Aquí y ahora el hombre caminante añora la Eternidad desde su cansancio….Formidable…gracias ludovico….

  2. elhortulano dice:

    “El verdadero conocimiento aprobado en las palabras de Cristo es aquél que se experimenta en una visión del espíritu de piedad y no aquella que se ve en forma corporal con los ojos de la carne.” nos dice nada más comenzar, por lo que, independientemente que como es arriba así es abajo, creo que aquí nos habla de un arriba que tenemos en un cierto abajo y que se manifiesta mediante visiones no de “los ojos de la carne”.

    Por que, ¿acaso el microcosmos no contiene y refleje el propio macrocosmos? ¿Acaso no hay galaxias y mundos enteros (referidos en múltiples sitios y lugares) recogidos en ese interior que tan caro nos es?

    Lo único no puede ser aprehendido por aquella que sólo ve reflejos múltiples, como dice bien nuestro muy querido Ludovico.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s