Panateneas

minerva

Con la Luna llena de esta noche, siendo san Platón, damos por finalizadas las fiestas Panateneas -o Minervalias- de este año, que otrora fueron fiestas patronales de esta casa y que este año han pasado sin pena ni gloria. No me impida esto recitar su piadoso himno:

Palas unigénita, hija venerable del grandioso Zeus, divina y bienaventurada diosa, provocadora del estruendo guerrero, furibunda, nombrable e innombrable, celebérri­ma, cavernícola, que frecuentas las escarpadas cimas de las montañas y los umbrosos montes, y cuyo corazón se regocija en los boscosos valles. Belicosa, que hieres con desvaríos las almas de los mortales, doncella que practicas el ejercicio, y posees un ánimo que infunde espanto, gorgonicida, que rehuyes el matrimonio, felicísima madre de las artes, excitante, que envías la locura a los malvados y la sana prudencia a los honrados; varón y hembra por naturaleza, engendradora de gue­rras, prudente, de cambiantes formas, serpiente, deseosa de inspiración divina, receptora de brillantes honores, des­tructora de los Gigantes de Flegras, conductora de ca­ballos, tritogenia, eliminadora de desdichas, victoriosa dei­dad, durante el día y la noche, sin cesar, en el último momento. Escucha, pues, mi súplica, dame una paz felicí­sima, abundancia y salud en medio de dichosos momen­tos, ojizarca, inventora de las artes, soberana a la que se diri­gen muchas súplicas“.

Y el que escribió el sabio Homero:

Comienzo por cantar a Palas Atenea, gloriosa deidad de ojos de lechuza, la muy sagaz, dotada de implacable corazón, virgen venerable, protectora de ciudades, ardida Tritogenia. A ella la engendró por si solo el prudente Zeus en su augusta cabeza, provista de belicoso armamento de oro radiante. Un religioso temor se apoderó de todos los inmortales al verla. Y ella, ante Zeus egidífero, saltó impetuosamente de la cabeza inmortal agitando una aguda jabalina. El gran Olimpo se estremecía terriblemente bajo el ímpetu de la de ojos de lechuza. En torno suyo, la tierra bramó espantosamente. Se conmovió el Ponto, henchido de agitadas olas y quedó prontamente inmóvil la salada superficie. Detuvo el ilustre hijo de Hiperión sus corceles de raudos pies por largo rato hasta que se hubo quitado de sus inmortales hombros las armas divinales la virgen Palas Atenea. Y se regocijó el prudente Zeus. Así te saludo a ti también, hija de Zeus egidífero, y a ti compondré otro canto“.

Y hasta el año que viene si Dios quiere.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en General.

7 comentarios el “Panateneas

  1. elhortulano dice:

    Que así Sea para ti y los tuyos por siempre.

  2. Aureus dice:

    Hola Santiago,

    Una pregunta respecto a Homero: Crees que existió realmente o crees la versión oficial de los helenistas según la cual sus trabajos fueron escritos por varios individuos y no por uno solo llamado Homero? Yo creo lo primero y me da que tú también. Supongo que las personas afines a estos temas somos una familia espiritual unida ya en otras vidas. Por cierto, ya te escribí a arsgravis@gmail.com lo recibeste o hubo algún problema técnico? Era solo para saber que te ha llegado. Contesta cuando te vaya bien. No hay prisa.

    Un abrazo,

    Aureus

  3. No, no lo recibí porque mi correo es valgris@gmail.com y no el que me indicas. Sobre cuestiones homéricas, hablamos acto seguido. Un abrazo.

  4. Aureus dice:

    Perdona mi torpeza. Lo confundí con una dirección parecida de un maestro simbolista.

  5. Esteve dice:

    Hola,

    Hace unos días te escribí a valgris@gmail.com. Te ha llegado esta vez? Lo digo porque hace ya unos 4 días y no he recibido respuesta. Perdona mi insistencia pero es que tengo muchas ganas de conocerte y tenía miedo de que algo no te hubiese gustado de mi email y ya no quisieras contactar conmigo. Si fuese así (que no creo), mis mas sinceras disculpas.

    Un abrazo,

    Aureus

  6. Sí, lo he recibido. Cuando tenga un rato te respondo. De entrada podría quedar para tomar un café la semana que viene…

  7. Esteve dice:

    Muy bién. Perfecto. Responde cuando te vaya bién. Por cierto, me salió hablarte de tú, pero si lo prefirieses, te hablo de usted. Idealmente, me gustaría aprender alquimia de tí, pero ya me hace feliz poder simplemente hablar de estos temas con una persona que sabe muchísimo más que yo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s