Descubrimiento del positivismo lógico

Durante el curso de medicina medieval que en su momento impartí, y a efectos de ilustrar algunas enseñanzas sobre anatomía, me vi en la necesidad de efectuar una autopsia de pollo para ilustrar mi discurso. A tal efecto encargué a un alumno que adquiriera un pollo, muerto, pero en perfecto estado de revista. A efectos de quedar bien ante los alumnos, me trajo un pollastre del prat, perfecto, de buena casa, un pollo soberbio alimentado con maíz. Mal hecho. No hubo anatomía práctica: dibujé las estructuras orgánicas en la pizarra y terminada la clase, me hice un rostit de pollastre con zanahorias, pasas y piñones y me lo comí. Esto no es únicamente lógico, también es un acto positivo y feliz del que no se deriva ningún sentimiento de culpa por mi parte.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en General.

2 comentarios el “Descubrimiento del positivismo lógico

  1. Pithec dice:

    De lo cual deduzco que no eres vegetariano, sino mas bien un diletante del ars coquendi y sobre todo del ars edendi (ambas son dos de las tres subdivisiones del ars amandi de las que Ovidius Gallinaceus escribio algo, si mi mala memoria me es fiel).

  2. Esta deducción tuya puede ser exacta, no estoy muy seguro. Lo que sí es cierto es que soy ictiófago convicto y que, llegado el caso, puedo llegar a comer carne. Sobre la re coquinaria he escrito cosas y si se da el caso, explicaré algunas, precisamente por puro dilettatismo… (Por cierto, la memoria te es fiel, lo cual es muy agradable dados los tiempos que corren).

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s