Coelum philosophorum

 

Como apéndice a las observaciones efectuadas y, a fin de que puedan ser de utilidad interpretativa para quien guste, agrego aquí la configuración estelar para hoy en cuanto a sus aspectos -trazados sobre los senderos del Etz Jayyim-: no he figurado la Espada flamígera de la Emanación para evitar sobrecargar la imagen. Estos son los conductos por los que está fluyendo el rocío celeste, goteando sobre el campo de las manzanas sagradas, como un bálsamo que se desliza por la Barba de Aarón.

Anuncios

7 comentarios el “Coelum philosophorum

  1. Ludovico el Rojo dice:

    Este post y el anterior son toda una lección práctica de relación entre los diversos planos ontológicos (el de las sephirot y el de los planetas). Este tipo de ejemplos me resultan muy clarificadores, porque normalmente (en Agrippa o en Giulio Camillo, por ejemplo) aparecen de modo más teórico y tiene uno que dar el paso de aplicarlo en supuestos prácticos. Es muy instructivo poderlo contrastar. Es fascinante ésta teoría de cuerdas ontológica, en cuya comparación, la que esboza la ciencia positivista no es más que un pálido reflejo materializado. Como siempre, muchísimas gracias por tu enseñanza.

  2. Estimado, sin perjuicio de una respuesta aparte: coincido en lo esencial de la tuya y añado: no hay nada más exasperante que una teoría sin sujeto o un sujeto sin teoría. Cuando esto sucede no hay manera de enlazar los predicados ni con la realidad ni con ningún sujeto de la misma, de donde se sigue una especie de fantaseo lingüístico que, pareciendo ser muy profundo, es perfectamente vano y superficial.
    Hay algo intrínsecamente nocivo -o infantil si prefieres-, en crear estructuras mentales y luego pretender que el Ser encaje en ellas cueste lo que cueste. El continuum espíritu-materia casa muy mal con esas fronteras artificiales empeñadas en fragmentar lo infragmentable.
    Así, me parece muy mal hábito, y una manera viciada de pensar, ver las cosas de este modo:
    1: la unidad primordial – Dios – la Mónada…
    2: la dualidad – Luz y oscuridad – Fijo y volátil – Cielo y tierra…
    3: la trinidad – ternario – Cuerpo, alma y espíritu – Sal, Azufre y Mercurio…
    4: la tétrada – Tetragrammaton – los puntos cardinales – los cuatro elementos…
    5: la péntada – el microcosmos – la quintaesencia…
    y así ad nauseam para cualquier orden de Ser, ya sea en escalas de cuatro, siete, diez o doce (que son las más frecuentes).
    La tentación de ver las cosas de este modo, conduce, indefectiblemente, a la neurosis y a la percepción de una realidad disociada.
    Seguiremos sobre ello, por supuesto

  3. Ateneo dice:

    La mente del hombre es como la raiz del árbol: absorbe todo lo que toca, incluso el veneno que puede matarle. Asi reza el proverbio. Coincido con Santiago, en lo que se refiere a la esterilidad que produce en semillas fértiles intentar hacerlas encajar en tierras no propicias porque así nos conviene o así lo preferimos.

    Uno, que ha sido jardinero de esterilidades, y un gran encajador (en el sentido comentado anteriormente) sabe bien a qué se refiere.

    Abrazos.

  4. Hombre, Ateneo, tú has sido jardinero de esterilidades o un encajador de realidades en la misma medida en que todos lo hemos sido en algún momento: es inevitable adherirse a esas estructuras porque procuran un cierto sentimiento de confort y comprensión global.
    Lo que sucede es que el Entendimiento sigue creciendo y estas estructuras no, con lo cual, o sacrificas una cosa o sacrificas la otra. Y tus decisiones en este asunto siempre han estado a la altura de tu vocación, gracias a Dios.
    Un abrazo fraternal.

  5. Ateneo dice:

    Vocación que espero en breve sea elevada por el contacto directo con Su esencia, Dios mediante, y viaje próximo.

    Un abrazo fraternal.

  6. Ludovico el Rojo dice:

    El reduccionismo es muy propio de estos tiempos. Los objetos formales se absolutizan y las disciplinas no se relacionan entre sí. En parte es el pecado original del principio de inmanencia de la filosofía moderna: la realidad es lo que está en la mente. Así, las estructuras no buscan analizar la realidad, sino que la realidad se mete a empujones en esas estructuras, como si fueran un lecho de Procustes. Frente al ideal del hombre universal aparece el de un hombre especializadísimo. Y esto es rehuir la sabiduría, según dejan ver, por ejemplo, Salomón o el Aquinate. Caer en la especialización, caro Cosmógono, como bien ejemplificas, es una tentación que también se le presenta al hermetismo, a costa de desvirtuar su propia naturaleza. Además, encajarlo todo en una estructura concreta acostumbra la mente a la multiplicidad y la división, lejos de acostumbrarla a la unidad a la que, creo yo, debe aspirar. Deo volente,estimado Santiago, aguardo ser instruido por tí en éste y en otros temas.

    Un abrazo.

  7. Felicidad dice:

    La teoría de cuerdas supersimétrica, según creo entender,apunta a la existencia de diez dimensiones: una de tiempo y nueve espaciales.Serían las cuatro convencionales y seis compactadas o “enrolladas” en las anteriores. Entre bastantes físicos se la tacha de ser pseudocientífica ,por la imposibilidad actual de ser falsable.Es una teoría, por tanto, eminentemente matemática, a la espera de comprobación experimental . En fin, una de las piedras en las que muchos tropezamos como se ha dicho en los comentarios anteriores a esta entrada.No obstante, a pesar de todas las críticas que recibe desde el ámbito científico, no se descuadra del paradigma científico actual, como bien se dice más arriba. Personalmente,por más que leo sobre física, ciencia en general, no consigo dejar de arrugar la nariz. Casi mejor un laud o un arpa y la infinidad de melodías que prometen. Para mí que es más veraz.O mejor todo . Un teoría de cuerdas musical . Ah!! y ¿que puedo decir de esta maravillosa frase sobre el rocío celeste…: “como un bálsamo que se desliza por la Barba de Aarón”? , pues que aquí la naricilla empieza a olfatear con fruición.¡Qué perfume me llega! ¡Qué música! Estas palabras huelen y suenan que da gusto!!.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s