Teólogos trabajando

Es muy peligroso molestar a los teólogos cuando están emulsionando dogmas, porque pueden salir mal ligados dando como resultado doctrinas contemporáneas demasiado transigentes. Máxime cuando estamos en tiempos de precruzadas. Yo llevo muy mal estas perturbaciones, como atestigua el inmediato superior pictograma.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en General.

Un comentario el “Teólogos trabajando

  1. Ludovico el Rojo dice:

    Caro Cosmógono, el amor a los libros me ha movido a curiosear hasta la indiscreción en éste retazo de su apasionante biblioteca. Compruebo que coincidimos en bastantes libros, cosa que me alegra, pues siendo usted un hombre de buen juicio en doctrinas teológicas, me confirma lo afortunado de mi elección. Así, puedo saludar a Las grandes tendencias de la mística judía de Scholem; la fundamental Misná, en edición de Carlos del Valle; la edición en curso de las Obras Completas del impagable Filón de Alejandría; el Contra Celso de Orígenes y las Etimologías de San Isidoro, sobre los que nada digo porque no alcanzan los elogios; Los evangelios apócrifos en la clásica edición BAC de Santos Otero; la Guía de perplejos de Maimónides, la edición en curso del Zohar, la Hebraica Sttutgartensia y algún otro que escapa a mi recuento. También observo con sana envidia otros que no poseo, como el apócrifo etíope Enseñanzas de Jesucristo a sus discípulos, de editorial siete y medio, por que el que tantas veces he fatigado las librerías de viejo de Granada; o la Anacrisis del docto Pelagio, que distingo en su estante en edición catalana, de lujo según creo, texto del que solo he podido leer unos vagos fragmentos que bastaron para convencerme de su importancia. Disculpe el arrebato bibliofílico, pero resulta difícil sustraerse a cantar estas loas cuando encima se trata de libros de teología, ciencia de los bienaventurados. Como estoy convencido de que el pictograma no abarca más que una pequeña parte de la sección, creo que ciertamente usted teologizará, y teologizará bien, a salvo de tonterías modernistas.

    Dicho sea de paso, muchas gracias por acordarse de mí en la lista de espera de sus epístolas. Pocas cosas me serán más gratas que recibir su misiva cuando sea el tiempo propicio.

    Saludos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s