Juno, in memoriam

Hoy, al cumplirse un año del fallecimiento de mi madre Juno, termina el periodo de duelo (aveluth) en su honor, en la perfecta y absoluta confianza de que volveremos a vernos en el Reino que vendrá.

Ahora que contemplas el Rostro del Altísimo y permaneces en su amistad, te imploramos, para que nos guíes por la recta senda y no permitas que nos desviemos de la fe en la que nos educaste. Intercede por tus hijos y no permitas que jamás el defecto habite en nuestra casa. No permitas que la discordia anide entre nosotros y haznos dignos de la virtud que, para bien nuestro, siempre demostraste. No abandones nunca a quienes en vida amaste y desde tu celeste aposento, prepara lo que será, junto a tí, ante Él, nuestro reposo eterno. Hasta la vista, amada.

Este es el Kaddish ritual que tu primogénito entona en tu memoria y en la memoria de nuestros antepasados y en la de cuantos Justos como tú, murieron a la vida leve para acceder a la vida perdurable:

Justorum animae in manu Dei sunt; non
tanget illos tormentum mortis; vlsí sunt
oculis insipientium morí, illi autem sunt in pace.
(Sab, 3,1)

Anuncios
Esta entrada fue publicada en General.

4 comentarios el “Juno, in memoriam

  1. richeutz dice:

    Que vuestro canto llegue a la amada y que su presencia os guíe hasta el día del reencuentro.

  2. Ateneo dice:

    Que así sea.

  3. Bastardo dice:

    Dios se olvido de nosotros, hermanos.

  4. Pero nosotros no de Él.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s