Sede de la Mesa Pentagonal

Por primera vez y en rigurosa exclusiva, les muestro a ustedes la morada que acoge nuestra hipercosmogónica Mesa Pentagonal, sede de nuestros cenáculos más secretos, matraz y matriz de crípticos amoríos que nunca se sabrán, ombligo de nuestros paisajes más vulpeculescos, scriptorium y lectorium donde caligrafiamos nuestros cánones a la luz de cirios de trémulo fulgor (pues la electricidad, ese invento tan prosaico, está prohibida) y muchas otras cosas que confesaría si el voto de Harpócrates no me lo impidiera. ¡Ay, si estas piedras hablarán!

Anuncios
Esta entrada fue publicada en General.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s