La sal de la tierra y la luz del mundo

(Micropictografía de Michael P. Zach, Universidad de Wisconsin)

Lo que nos muestra la imagen es el momento en el que se forma el cristal salino por la evaporación del agua. Zach tomó una muestra de sal recogida en un valle árido cercano al Parque Nacional del Valle de la Muerte, en California, pulverizó la sal y le añadió una gota de agua. El agua disolvió la sal pero al mismo tiempo “resucitó” a los microorganismos que había en ella. Son las pequeñas motas oscuras de forma bacilar que aparecen sobre el fondo. La foto fue tomada cuando el agua comenzó a evaporarse de nuevo, lo que provoca que la sal cristalice. Los cristales actúan como minúsculos prismas que descomponen la luz irisándola.

Más allá de las explicaciones dadas por la ciencia al uso, este pictograma nos muestra desde la física aontológica el nuevo nacimiento por el bautismo. Debo decir que paralelamente a mi aontología, estoy elaborando una física aontológica que revolucionará las concepciones físicas de los últimos siglos. Por cierto, el título de este post no es mío, es de Mateo 5, 13-14.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en General.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s