Y en estas apareció el Portet

Esto es, el Quimi Portet, que es el que faltaba para el duro. Este señor estaba en un grupo de música moderna, llamado “El último de la fila“, pero luego decidió tirar por libre. El caso es que hallándolo por esos mundos de Dios, terminé en su casa, ubicada wo sich die Füchse gute Nacht sagen (donde los zorros se dan las buenas noches). Invitó pródigamente a un moscatel excelente y, aprovechando la ocasión, me bañé en su piscina para regocijo mío. Qué cosas.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en General.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s