Sobre el miedo a volar (y II)

Con esta segunda entrada, terminan mis anotaciones, que en su momento servirán para escribir un libro sobre el “Miedo a volar. Cómo adquirirlo“:

21. El perfecto funcionamiento de los sistemas de vuelo precede al fallo de los mismos y a la inminente pérdida de vidas humanas entre ellas la suya. 22. Si hay niños embarcados a bordo de su avión, sus juguetes aparecerán, rodeados de chatarra, en una fotografía de periódico. Pero usted no lo leerá. 23. Si el piloto anuncia que se abrochen los cinturones porque vamos a tomar tierra, es malo, porque no ha especificado cómo la vamos a tomar. 24. Usted está volando a 11.000 pies de altura: está en el lugar y en el momento equivocado, pero ¿cómo lo iba a imaginar? Ahora ya es tarde y no puede hacer nada. 25. Este ruído es nuevo y distinto a los demás: ha sucedido lo impensable. 26. Cuando en la sala de embarque dicen por megafonía: “Último aviso para los  pasajeros del vuelo tal con destino a cual“, a mi me parece que eso es una advertencia de muy mal agüero. 27. Desengáñese: su avión es el elegido. 28. Piense en la fatiga de los materiales y extraiga conclusiones. 29. Usted intenta dormir pero no puede porque el miedo le atenaza. Si consigue dormir, ya no despertará y en el mejor de los casos, le despertaran los gritos de pánico y usted también sentirá pánico. 30. No, en un avión no hay paracaidas, amigo, le han informado mal. 31. Si pregunta a una azafata, le dirá que no se preocupe, que todo marcha bien. Está mintiendo y ella lo sabe. Y usted también. 32. La posibilidad de que el tren de aterrizaje descienda correctamente es =0. 33. En los aviones no hay capilla, porque todos los pasajeros estarían allá durante el vuelo, y con razón. 34. Uno de los pasajeros está infectado con un virus pernicioso, pero usted sigue respirando, no tiene otra opción. 35. Si hace mal tiempo en el momento de embarcar, eso es malo, si hace buen tiempo, eso es peor: todos los accidentes ocurren siempre con buen o mal tiempo. 35. Las alas no se desprenden porque el problema está en el timón de cola, pero usted todavía no lo sabe. 36. Los rayos existen y caen sobre los aviones en vuelo, averiando los instrumentos de navegación. 37. No sea ingenuo: la posibilidad de sufrir un accidente aéreo es de un 100% con respecto a los que no han subido a un avión. ¿Qué quiere que le digan? ¿Que es peligrosísimo?  38. Con anterioridad a la invención del avión, el índice de mortalidad asociada a accidentes aéreos era igual a cero. 39. Aunque se ponga en la fila central de asientos, esto no cambia nada. 40. Es triste, pero es así: en un instante toda su vida pasará ante sus ojos.

A efectos de evitar todo lo anterior, yo diseñé mi psicóptero, un modo de volar perfectamente seguro y placentero. Buscar psicóptero en la casilla de búsqueda.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en General.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s