Sobre el miedo a volar (I)

Dado que nadie ni nada me obliga a coger aviones, puedo decir con satisfacción, que no tengo miedo a volar. Y no cojo aviones porque soy un hombre prudente y sensato. Aporto aquí unas anotaciones que justifican la improcedencia de tomar aviones, escritas de mi puño y letra durante los vuelos que en mi juventud tuve que soportar:

1. El momento de despegar es peligrosísimo y el de aterrizar, también.  2. Si se mira por las ventanillas durante el vuelo, comprobará que las alas se mueven: ese movimiento que tienen es señal de que están a punto de desprenderse. 3. Los ruiditos que se oyen durante el vuelo no son normales y suelen preceder a un fallo de los motores. 4. Si no se oyen ruiditos, significa que el fallo será de tipo eléctrico. 5. Usted está a bordo de un avión que no ha pasado los controles de seguridad: el avión caerá. 5. Cuando un avión cae, no hay supervivientes. 6. Las azafatas y personal de vuelo no están tranquilos, aunque lo aparenten. Están preocupados seriamente. 7. Las turbulencias, por leves que sean, son traumatismos gravísimos que experimenta el fuselaje de la aeronave: cualquiera de ellos puede destruirla. 8. Si huele a nafta es que hay una fuga de combustible: en breves instantes el avión será una inmensa bola de fuego. 9. Si un pájaro es absorbido por el reactor, este se incendiará y provocará una catástrofe. 10. Una vez dentro, usted está solo, ya no puede salir, no hay escapatoria posible. 11. Por definición, los aviones pesan más que el aire y caen. Si pesaran menos, no podrían aterrizar jamás, por tanto, caerán. 12. Agarrarse al sillón con fuerza no le servirá de nada. 13. Los accidentes aéreos suceden, y usted lo va a comprobar de inmediato. 14. Aunque digan que es pequeña, la posibilidad de una colisión en vuelo, es inmensa. 15. Un avión es una inmensa bomba volante. 16. Vamos a morir todos. 17. En vuelos largos, el riesgo de microembolias es importante. 18. Los vuelos baratos son los más peligrosos, por eso son baratos, pero los vuelos caros no garantizan nada tampoco. 19. Un médico a bordo es tontería: él también va a morir. 20. Grite su nombre durante el vuelo, para que su voz desesperada quede grabada en la caja negra. Eso ayudará a reconstruir los hechos.

A lo largo de mi vida he tenido que coger muchos aviones. Estoy vivo de milagro. En otro momento seguiremos…

Anuncios
Esta entrada fue publicada en General.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s