Despacho con el Kapellmeister

Ayer, con ocasión de la entrada del Sol en Tauro, tuve despacho con el Canciller Edmond. Después de pasar revista a asuntos de la corte y a otras varias cuestiones del mayor interés ante un plato de gambas al ajillo, decidimos concluir el encuentro con una melopea homérica. Y así fue, como prueba el hecho de que terminamos el evento sumergidos en la océana mar, perfectamente ajaezados con nuestros vestidos de calle, para estupefacción de pasantes y transeúntes. ¡Algo ominoso, en verdad!

P.S.// No sé (o no recuerdo) cómo, aparecieron en mi coche dos rodajas de atún crudo que hoy he degustado con gran delectación.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en General.

Un comentario el “Despacho con el Kapellmeister

  1. kapellmeistershimmel dice:

    Kapellmeister también piensa que fue un ágape memorable. Nos dimos un baño como dos auténticos romanos, además de libar a la memoria de los grandes artistas de la Historia.

    PS.: anda que no estaba bueno el atún.

    Bésulos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s