Objeto ignoto

Ya hace años que me acompaña un objeto ignoto hipercosmogónico, que debía encontrar y recoger en alguna de mis expediciones naturalistas y que ahora tengo a bien presentar en sociedad. Se trata de una minúscula piedra, de la aparente naturaleza de las tectitas, pero simétrica en su verso y reverso, perforada en su interior por una hoquedad perfectamente tubular, de la cual parten otros dos minúsculos orificios del diámetro de un nervio. Toda la pieza tiene un negro azabache intenso. Este objeto no es obra humana, la cosa está clara. A lo largo de estos años he conjeturado algunas teorías: podría ser una vértebra cristalizada de un pez fósil rarísimo, sumamente extravagante, un meteorito semibiológico, un pedazo de algo que proviene del futuro y mil cosas más que no quiero ni pensar. La investigación continúa aunque temo que por muchos años el objeto ignoto seguirá en su ignotitud. Aquí tienen una imagen más mejor del original. Por lo pronto, esta pieza la tengo guardada en el arcón del tesoro imperial.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en General.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s