Tristes eventos

Se observará que en los últimos días, esta gacetilla va como a traspies y un tanto descabalada. Es natural. La madre del Cosmógono ha enfermado de gran gravedad y un servidor ha de estar por la labor, lo cual redunda en una cadencia menor en sus publicaciones. Ustedes ya me comprenden. Ahora mi preocupación esencial consiste en atender a Juno en el lecho de dolor, dejando de lado otros menesteres, importantes pero no tanto en comparación. Y en ello estamos. Gracias por su comprensión.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en General.

8 comentarios el “Tristes eventos

  1. ioannes viBcherius dice:

    Esperamos sinceramente, su pronta y total recuperación. Un abrazo, amadísimo iatré

  2. Ateneo dice:

    Lamento enormemente el trance que estás atravesando y pido a Dios que la recuperación sa pronta, plena y satisfactoria.

    Perdona mi torpeza.

    Un abrazo, hermano.

  3. blanche dice:

    Vaya, lamento la noticia. Ojala pronto las tengamos más felices. Me uno al sentimiento general. Un fuerte abrazo.

  4. El Capitán dice:

    Nuestros mejores deseos de recuperación desde la Arcadia. ¡Un abrazo!

  5. ishtar dice:

    Una forta abraçada franca que disculpi les paraules que surten sense encert.
    Que sigui tot bo!.

  6. cleo dice:

    Us saludo i em decideixo a aparèixer en tenir notícia d’aquest mal tràngol. Us faig arribar, en la justa i possible mesura, el meu acompanyament i desitjos favorables.Una abraçada.

  7. Bertoldo el Negro dice:

    mi fervoroso y sincero deseo para que ella se recupere del todo; que Dios le reconforte con la plena salud; la incluyo con cariño en mis preces privadas queridísimo amigo. Un abrazo de esperanza y amor.

  8. A todos los amigos y visitantes de esta gacetilla que han expresado públicamente su solidaridad para conmigo y para con mi Juno: Me conmueven profundamente vuestras palabras de afecto, pues me consta que son sinceras, por eso os quiero, Nobles Gentes.
    La situación de Juno, objetivamente hablando, es crítica e irresoluble humanamente. El mal que la aqueja es extremadamente raro y sumamente agresivo hasta tal punto que ni los profesionales saben muy bien qué hacer.
    Afortunadamente, de ella hemos heredado un gen estoico que nos está siendo de mucha utilidad, aportándonos una entereza romana que asombra a muchos.
    Este es el estado de la cuestión.
    Os reitero mi más sincera gratitud y os comunico que muy en breve esta bitácora recuperará su ritmo natural, porque la Cosmogonía ha de seguir y hay mucho trabajo que hacer. Gracias a todos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s