Resumen de lo acontecido

El Cosmógono pudo resolver con cierta maña los problemas técnicos y achicar el agua del buque con lo que la singladura pudo continuar con las naturales prevenciones y controles que son de rigor. Así pues, sobre el tapiz de una mar rizada insistió en el proyecto empórico poniendo rumbo 15º, corrigiendo a 360º cuando fue llegado el momento, esto es, cuando el Cabo Negro estaba a mi estribor. Entonces, las cosas se pusieron negras en razón de una mar muy gruesa, con olas abusivamente insolentes, enormes rociones, vientos frontales y todos los síntomas que son propios de lo que se llama mar malísima. Después de negociar el asunto y capear sin mayor desconsuelo, arrumbé en la cala azul de la UAB, para felicidad, donde permanecí amarrado dos días con sus noches. Después, continué sin mayores incidencias, hasta arribar a unas islas que un su día hicieron suyas los medos, desde donde escribo. Si nada se tuerce, mañana investigaré estas islas para coronar, Deo volente, el proyecto empórico a día 15 de Agosto del año 2009 contando a partir de la redención del género humano.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en General.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s