Excelencias del Pisum Sativum

mendel(San Mendel con sus guisantes, escuchando música clásica)

Lo confieso: soy un guisantófago. Pero no porque sí, no. Es que los guisantes son cosmogónicos “fins a dir prou” y por eso he nacido en una tierra guisantífera que produce los más mejores guisantes de la Realidad. Hablo del Guisante-en-tanto-que-Guisante, del guisante neoplatónico que es arquetipo de la masa mínima y de la familia bien avenida, del Guisante-Pleroma, en definitiva. Y aunque no soy partidario de descubrir mis madrigueras secretas, en atención a que hoy es san José Obrero (el que hace la Gran Obra), revelaré un secreto: los mejores guisantes los preparan en el restaurante Pins-Mar, que son de cosecha propia. Parece que el tipo defeque al pie de cada mata para proporcionar a la planta los nutrientes que le son menester para alcanzar la excelencia palatal absoluta, total. Si se dice a Jaume que se va de mi parte (de Santiago Jubany, se entiende) no hará descuento, pero la entrada en la secta guisantívora estará garantizada.

Podía haber seleccionado un pictograma de un guisante, pero prefiero añadir el retrato del gran Mendel, nuestro santo patrón. Lean, lean!

Anuncios
Esta entrada fue publicada en General.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s