La mesa del scriba

A la pregunta de si es o no es procedente estar en posesión de una mesa de escriba, respondo que sí, que es no sólo procedente sino de extrema necesidad, toda vez que escribir no es un acto tan vulgar que se pueda ejercer de cualquier modo y en cualquier lugar. De ninguna manera. Se precisa un cuadrúpedo doméstico como este:

scriba

Este animal se llama pupitre y viene a ser como un símbolo sólido de la humildad, pues sobre su lomo dócilmente doblado, el escriba licua su pensamiento cuantas horas sean menester. El mío tiene su referencia inmediata en los pupitres de abadía, que son pupitres sobrios, circunspectos y morigerados. Su perfección es tal que apenas han evolucionado en mil años, como lo demuestra esta iluminación extraída de “las Cantigas” de Alfonso X.

g-escribano

Anuncios
Esta entrada fue publicada en General.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s