El arte de tener siempre razón

Partamos de un principio: razón sólo hay una y coincide con la mía, lo restante son opiniones menores que, por su menoridad, son perfectamente negligibles e irrelevantes por completo. Pero cuidado, tener razón es un arte, toda vez que por naturaleza nadie nace enrazonado. De ahí que nuestra Academia exija a sus alumnos un profuso estudio de la obra que sigue, por formar parte de una asignatura troncal que, de no ser aprobada, impidirá la licenciatura en Renardología.

dialectica-eristica-o-el-arte-de-tener-razon

Anuncios

Un comentario el “El arte de tener siempre razón

  1. Ateneo dice:

    Efevticamente, tener razón en todo momento es un arte pero últimamente parece que hay pocos artistas y sí muchos aficionados sobre todo en ese invento cultural (siguiendo a Groucho) denominado televisión. Mirémoslo desde el lado positivo: todos esos aficionados no sabe que su esfuerzo parte de un maestro en dicha arte cual es nuestro querido Arturo, aunque su lectura sea mucho más rpovechos en la adolescencia rebelde.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s