Noticia sobre mi monocordio

Mi constructor de monocordios es un granuja. Después de tanto tiempo teniéndome en vilo, ahora se descuelga con que no halla los planos para construirlo. Naturalmente le he despedido, por granuja. Pero eso no resuelve el problema, porque continúo necesitando mi monocordio.

monocordium

Dado que soy muy mañoso, hablaré con mi Kapellmeister y me lo construiré yo mismo, dejándome asesorar por su sabio consejo en materia de intervalos. Este lunes comenzaré a poner “fil a l’agulla“, buscando la madera más conveniente, posiblemente palosanto. Y santas pascuas. ¡Qué siglo este en que todo se lo ha de hacer uno mismo!

Anuncios
Esta entrada fue publicada en General.

3 comentarios el “Noticia sobre mi monocordio

  1. Anónimo dice:

    Editado por la moderación.

  2. Santiago Jubany dice:

    La idea se me hace agradable, pero la tesitura de aprender a tocar la viola da gamba, a estas alturas de la vida, se me hace un poco enojosa.
    No obstante, la cosa podría estudiarse seriamente si la tal viola viniera acompañada de su correspondiente complemento humano, preparado para rezumar sensibilidad cuando atacara las obras del maestro de Sainte-Colombe, padre, hasta hacerme llorar de plenitud.
    Por supuesto, palosanto. Siempre. Con el nombre ya paga.

  3. Santiago Jubany dice:

    De un tiempo a esta parte estamos experimentando cierta deriva hacia lo austríaco, pero esto no es óbice para renegar del afrancesamiento, de cuya teta maternal siempre hemos mamado con indisimulada fruición.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s