Observación filosófica menor

Los que nos conocen bien (y aún así nos quieren), perciben nuestra cara como una Síntesis, esto es, como la resultante de una biografía personal que comenzó el día que nos conocieron, en este sentido, para ellos, nuestra cara es tan perfectamente lógica como el resultado de una suma.

En cambio, cuando nosotros nos miramos al espejo, no observamos ninguna Síntesis sumatoria, sino una especie de fuerza restatoria, como si fuéramos una aleación que reacciona en contacto con el tiempo, desintegrándose de una forma inexorable y cierta.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en General.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s