Mi hermoso ábside

absis

Aquí les presento mi hermoso ábside, que voy a pintar (en su parte interior, se entiende), con un enorme Pantocrátor neorrománico que causará la admiración del mundo entero por su gracia sin igual. Ahora que hemos cruzado las puertas del siglo XXI, Renard propone retornar al siglo XII, primero en las formas, luego en los fondos y por último, si se puede, en las costumbres. Para conseguir esto, se habrán de desinventar muchas cosas perfectamente inútiles y dañinas, pero de esto ya se hablará. Por lo pronto, vayamos al ábside. Nótese que dispongo, además, de campanario apañadito y ciprés.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en General.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s