La piedra cúbica

Gracias a las oportunas gestiones y buen hacer de nuestro Ateneo, ya vuelvo a disponer de mi Tratado de la Piedra cúbica, esta vez, manuscritado con bella caligrafía. Me causa una enorme ilusión.

Ahora podré recuperar, con entera tranquilidad, (ya que tengo las obras completas de Éuclides), mis estudios sobre la cubicidad teológica, sobre la cual se asienta la Iglesia de Jesús, asistida por la doctrina neoluliana que tan bien supo exponer el Maestro Juan de Herrera en su Tratado, cuya lectura encarezco furiosamente. Pero esta vez no lo prestaré: estaría fuera de lugar.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en General.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s