El Convenio de Génova (I)

El Convenio de Génova establece unas regulaciones cabales para el consumo de sustancias estupefacientes y narcóticas, según puedan tener (o no) alguna utilidad para trascender. Aunque soy el presidente de este Convenio, confieso abiertamente que aparte del café y el alcohol, no soy usuario de ninguna materia que pueda alterar mi geometría psicológica, mas dado que no todo el mundo tiene las mismas necesidades y que es un hecho que los humanos gustan de alterar su conciencia con diversas cosas, este Convenio (que es muy extenso) pacta las sustancias psicotrópicas plausibles para poder navegar sin naufragar los espacios interiores. Agrego un extracto para que se vea de qué va el asunto, encareciendo, eso sí, enorme prudencia, pues estos consumos no son aconsejables en modo alguno.

el-convenio-de-genova

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Apuntes.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s