Omphalos

Para cuatro datos muy elementales sobre el Omphalos, pulsar aquí. En términos generales, los griegos llamamos Omphalos al centro del universo y al ombligo del mundo, que reside en Delfos. Cuando estuve en ese pueblo tuve ocasión de estudiarlo detenidamente: formalmente es un huevo enorme de arcilla ligado y rodeado de nudos en toda su periferia, como si se quisiera indicar que todo está atado y bien atado. El universo llegará a su fin cuando Júpiter casque este huevo délfico y se haga una tortilla española, pues la belleza del universo es tal que, por deducción, su final no podría ser otro que el de ser devorado por el dios. La verdad es que es el Omphalos es una pieza extraña y digna de ver, pero peligrosa de tocar pues yo, que no me arredro ante nada, osé tocarla con mis dedos renardescos y a consecuencia de ello, sufrí una crisis de pánico inenarrable. Aún y así, no tengo apuro alguno en reconocer que vivo y duermo dentro de mi Omphalos, como un polluelo en su océano amniótico, ajeno por completo a que fuera, en el exterior, reina la entropía más escandalosa.

(Omphalos, conservado en el museo de Delphos)

Anuncios
Esta entrada fue publicada en General.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s