Fragmento de mi diario

“…Llego ahora de dar un paseo por el bosque. A veces siento la necesidad, tranformada ya en costumbre, de adentrarme en el bosque cuando la noche ya ha cubierto el mundo como si fuera una frazada bordada de estrellas. No sigo ninguna dirección determinada, antes bien, me dejo llevar, a oscuras, por entre jaras y brezos, abriéndome paso entre romeros, tomillos y madreselvas. Asciendo durante un rato y cuando el corazón me dice “basta”, me siento sobre el musgo y reclino la espalda sobre una sabia encina.
Entonces es momento de encender un cigarrillo, relajarse un poco y dejar que empiece el espectáculo:
Primer acto: una lechuza y una abubilla han interpretado un concerto a due, tan emotivo que poco ha faltado para que no llorara de pura plenitud.
Intermezzo: un profundísimo silencio, imposible de explicar.
Segundo acto: he oído un ruidito a mi espalda; lo explicaría como un ruido de ramitas rompiéndose, no demasiado lejos de mi -llamémosle así-, butaca. Podría ser un gato, un pequeño raposo o cualquier otro género de animalillo buscando algo indeterminado. No lo sabré nunca.
Intermezzo: el mismo silencio de antes, pero interrumpido por un grillo solista. Ha entonado unos pocos “cri-cris” y al no recibir ningún tipo de respuesta, ha callado prontamente, como si fuera víctima de una intempestiva crisis de verguenza. Ha sido un intermezzo muy divertido y me lo he pasado muy bien.
Tercer acto: se ha levantado un vientecito de Levante, preñado de olor de mar, que ha agitado las hojas de los árboles y, tomándome por un árbol más, ha revuelto un algo mi melena. Me he sentido muy feliz por este agradable equívoco.
Finale: Observando el cielo, he visto una estrella fugaz, cruzando la constelación de Orión. He formulado mi deseo y he vuelto a casa. Sin prisa alguna, meditando cuán inverosímil es que algunas personas tengan miedo a la noche oscura…”

Anuncios
Esta entrada fue publicada en General.

3 comentarios el “Fragmento de mi diario

  1. kapellmeister dice:

    Ópera impecablemente cosmogónica. De una pureza que emociona. Tanto es así que he decidido no poner música al libreto. (Por cierto, ningúna ópera genial se ha escrito a partir de un libreto genial).

  2. Santiago Jubany dice:

    Un día has de venir: tengo un palco en propiedad justo al lado de un túmulo ibérico que descubrí yo (y que no quiero notificar a la administración). Su abonado es muy discreto y un gran connaisseur que aplaude de una manera muy fina, haciendo agitar unos helechos. Ya te lo presentaré.

  3. kapellmeister dice:

    Iré, sin condiciones. Sé con certeza que la administración del teatro tiene el criterio de hacer un estreno diario. Y nunca hay reestrenos. Siempre de gala. Es como hay que hacer las cosas.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s