Ave Verum Corpus

Estoy total y completamente convencido de que Dios no destruye el mundo porque los humanos -que somos muy astutos-, hemos encontrado la manera de aplacar su furia con invocaciones a Él dirigidas, poseedoras de una armonía y perfección tan sublimes, que cuando las escucha, se conmueve, se emociona y aplaza su juicio para más adelante. Lo que sigue, que es de Mozart, es un ejemplo, pero hay otros muchos.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s