El Miserere, de Becquer

La lectura de Gustavo Adolfo Becquer, no me disgusta nada, al contrario. Pienso que nuestros románticos son más románticos y góticos que otros extranjeros que, por alguna razón, han alcanzado más predicamento, seguramente porque en este país acomplejado se tiende a valorar más lo que es foráneo. Cuando era un mozo, me impactaron mucho estas lecturas que agrego acto seguido en un único documento: el Miserere y el Monte de las ánimas. Hay que reconocer que este chico sabía escribir bien.

miserere

Anuncios

4 comentarios el “El Miserere, de Becquer

  1. Diane dice:

    Ningún poeta ha conseguido hacerme llorar de emoción , excepto Becquer.
    Ningún escritor ha logrado que lea todas y cada una de sus creaciones…excepto Becquer.
    A pesar de haber leído (por gusto u obligación) a bastantes poetas,no he seguido a ningún otro desde mi temprana adolescencia, sólo a Becquer.
    Sin él haberlo querido ni imaginado en vida,despierta en mí cierto compañerismo y hasta cierto cariño por su persona, hasta el punto que en alguna ocasión he hallado en sus Rimas un apoyo en mis momentos de desamor, y una mirada cómplice en mis enamoramientos.
    Nunca me cansaré de leerlo.
    Mi admiración por él me ha hecho plantearme que, quizá, si le hubiera conocido en vida, me hubiese prendado platónicamente de su persona.
    Por si fuera poco,el tipo no estaba mal físicamente, y se defendía bastante bien como pintor artístico (su mente distraída le tentó a dibujar en horas de trabajo y provocó que le pusieran de patitas en la calle).Su faceta satírica le llevó a publicar, junto con su hermano Valeriano,su poco conocida obra “Los Borbones en pelota”, una serie de acuarelas calificadas como “la más terrible sátira nunca hecha contra el poder”.
    Y luego llegaron los de “El Jueves” y la gente se echó las manos a la cabeza.Cosas que pasan.

  2. Santiago Jubany dice:

    Es que este hombre sabía destilar los mejores éteres de su alma delicada entre los embates de una vida bastante desgraciada la verdad. Es obvio que tenía un don enorme. Además, como sabes bien, murió en Sevilla, durante un eclipse total de Sol, pronunciando como frase póstuma: “Todo mortal”. Esta frase, lacónica y lapidaria, siempre me ha inquietado, refleja algo que no sabría definir: algo tan gaseoso y vago como definitivo y aplastante.

  3. AmadeusM dice:

    ¡Cuántos recuerdos me trae Don Gustavo Adolfo! Sus Rimas y Leyendas cayeron en mis manos a una temprana de edad… tan temprana que ya ni la recuerdo, pero era una de esas lecturas “obligadas” en el cole. Ni que decir tiene que la primera vez que las leí, las devoré. No podía parar de leer. Después, y con el paso de los años, las retomé y les saqué toda la esencia. ¡Cuántos libros nuevos (ya leidos con anterioridad) he descubierto al llevar una lectura pausada y concienzuda del mismo! Nunca un escritor dijo tanto y tan profundo en tan pocas palabras (ahora me refiero, en concreto, a las Rimas). A Becquer le debo, en parte, el romántico que vive en mí.

  4. Ateneo dice:

    Ser romántico hoy en día es un plus y coincido con vosotros en que los pocos que aún mantengamos esa llama viva se lo debemos a él. Sus leyendas son aún hoy en día recuerdo grato y, por qúe no decirlo, temerosamente impactantes.

    Todo ello prueba que lo que cae bajo el denominador comun de clásico hace honor al nombre.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s