Oratorio íntimo

Esta imagen que observan en la parte superior es mi oratorio interno, es decir, que sólo yo puedo acceder al mismo. Cuando el mundo me aburre y sus cuitas me cansan, entro en él y me quedo allá, instrospecto, más feliz que un guisante. En el oratorio íntimo se puede rezar, imaginar, cosmogonizar, huír del mundo traidor o sencillamente mirar el mundo de las Ideas desde la ventana. ¡No me cabe en la cabeza que alguien pueda trascender positivamente sin disponer de un Oratorivm!

Con una pasmosa intuición, una amiga mía supo reflejar en una acuarela esa parte tan secreta de mi alma. Nunca le quedaré lo bastante agradecido. Tal vez lo más pesado sea posar el alma para que la divina mano de la pintora pueda plasmarla con fidelidad, pero vale la pena, sin duda.

¡Doy gracias a Dios por haber encontrado una pintora de almas! ¡Eso cuesta de encontar!

Anuncios
Esta entrada fue publicada en General.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s