Catecismo elemental de Cosmogonía (VII)

Que son las correspondencias simbólicas?
Un método cosmogónico por el cual cosas muy diversas entre sí quedan emparentadas por una liaison intelectual vagamente delirante. Así, el Sol queda emparentado con el Oro, el gallo, el amarillo, el león, el corazón, el girasol, el trigo, los jardines de Versalles, el diamante, las abejas, la generosidad, la trompeta, etc.
Y estas correspondencias se rigen por algún criterio?
Sí: por la mónada, la díada, la tríada, la tétrada, la péntada, la héxada, la héptada… donde cada una de estas familias numéricas ordena la multiplicidad de entes a efectos de obtener universos razonables.
Y qué se consigue con eso?
Conciliar las disarmonías aparentes entre objetos y permitir al intelecto ascender y descender de las causas más generales a las más particulares, para satisfacción poética, científica y mística.
Esto me huele a herejía…
Lo sería si afirmáramos que estas correspondencias reflejan realidades naturales objetivas. Nosotros decimos que son artificios creados por la razón, capaz de crear estructuras provisionales que exorcizan nuestro miedo atávico al caos.
Por qué decís que son estructuras provisionales?
Porque desaparecen conforme desaparece el miedo al caos, en beneficio de la Verdad, o estructura definitiva. el continuum inefable donde todas las cosas están imbricadas con entera naturalidad y sobrenaturalidad, con monádica fraternidad y sin división real entre ellas.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en General.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s