Profecía de Francesc Pujols

“…Si bien es muy cierto que nosotros no lo veremos, porque ya estaremos muertos i enterrados, también es cierto que los que vendrán después de nosotros, verán cómo los reyes de la tierra o quienes gobiernen las naciones, se arrodillarán ante Catalunya; entonces será cuando, los que hayan leído este libro, si aún queda algún ejemplar, comprenderán cuanta razón tenía su autor cuando, riendo, riendo, decía las cosas mas serias que se pueden decir, pues estamos persuadidos en que en tiempos venideros, si las cosas no cambian y van por el camino que van, de los catalanes se dirá que son “los compatriotas de la verdad” y todos los extranjeros nos mirarán como si mirasen la sangre de la verdad, y cuando darán la mano a un hermano nuestro, además del respeto y la admiración que le profesarán, les parecerá que tocan la verdad con las manos y, dado que habrá muchos que se echarán a llorar de alegría, los catalanes deberemos enjuagarles los ojos con el pañuelo, y ser catalán equivaldrá a tener todos los gastos pagados por donde quiera que vaya, y bastará que sea catalán para que la gente lo aloje en su casa o le pague la fonda, que es el mejor obsequio que se nos puede hacer a los catalanes cuando vamos por el mundo, y bien mirado, más valdrá ser catalán que millonario, y como las apariencias engañan, aunque sea mas ignorante que un burro, cuando los extranjeros verán a un catalán, pensarán que es un sabio que lleva la verdad en la mano, y esto hará que, cuando Catalunya se vea como reina y señora del mundo, nuestra fama sea tanta y tanta la admiración que se nos tendrá por todas partes, que habrá muchos catalanes que, por modestia, no se atreverán a decir que lo son, y se harán pasar por extranjeros.
Y si alguien se extraña de que un pueblo como Catalunya, que al costado de las otras naciones no es nada ni representa nada, porque no tiene ni independencia política, que es lo menos que se puede tener, y no pesa en el consejo de los Estados, por más que las razones catalanas sean siempre razones de peso, porque están llenas de realidad, sea una nación que deba llegar tan alto y haya de dominar el mundo sin armas, le responderemos que si cuando los romanos, in illo tempore, que decían los latinos, querían dominar la Judea se les hubiera dicho que llegaría un día en que los judíos les dominarían a ellos y a toda Europa, y como si esto no bastase, a toda America, que para entonces no estaba descubierta, estamos tan seguros como si lo viéramos que se hubieran echado a reir y no lo hubieran querido creer aunque se lo hubieran jurado…”

Concepte General de la Ciència Catalana, llibre 3r, capítol XVIII.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Taberna.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s