Pico de la Mirándola

Este joven de aspecto adusto fue uno de los mayores genios del Renacimiento: sería injusto no referirlo aquí. Con apenas 34 años se murió, pero le cundieron mucho: hablaba y escribía latin, griego, italiano, francés, germano, lombardo, piamontés, siciliano, suizo, español, eslavo, turco, árabe, caldeo, hebreo, ladino y seguramente, el catalán, entre otros. A los 23 añitos, desafió a todos los doctores de la Iglesia para que debatieran con él lo que defendió aquí. De más joven, yo creía ser su reencarnación, pero ahora ya no lo creo. Hace algunos años viajé a Mirándola únicamente para honrar su busto, situado en una plaza la mar de entrañable.

P.S.// Por cierto, en 1498, Pico della Mirandola fijó en el 2012 el fin del mundo, por si interesa.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Maestros.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s