Apostilla sobre lo anterior

En la siguiente imagen, vemos un claro ejemplo de cosmogonización en vertical, según habíamos explicado antes. Aquí, el cosmógono aparece como un hacedor de graffitis inteligentes, en este caso, ponderando la afirmación protagórica de que “el hombre es la medida de todas las cosas“.

cosmogone.jpg

La ausencia de una pizarra queda suplida aquí por la ayuda de una pared enladrillada, y es que el arrebato de la inspiración puede acometernos en cualquier momento y lugar; si se da el caso, cualquier superficie puede sernos de utilidad. No debiera estar prohibido por las leyes civiles cosmogonizar en las paredes públicas.
Tomaso Campanella, en su utopía llamada “Ciudad del Sol” (excelente obra, por cierto) explica que las paredes de la ciudad ideal, debieran estar llenas de fórmulas matemáticas, geométricas, éticas y demás, para que todos los transeúntes pudieran aprender doctrinas mientras sacan a pasear al perro. Esto no sería posible si la escritura fuera en horizontal, esto es, sobre una cuartilla de papel, pues suelen perderse, (como mis “Elementos de teología“, que llevo semanas buscando. Me está bien empleado, por no haberlos formulado en una pared).

Próximamente, propondré a mi Maestro de Capilla que interprete una partitura gigante, que escribiré sobre una pared enorme, de forma que, para poder ejecutarla fielmente, deba disponer su clavicordio a, cuanto menos, 25 metros de distancia. A ver qué le parece.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en General.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s