El Egoides

En breve voy a iniciar la construcción de un Egoides, una extraordinaria máquina dodeca o icosaédrica inventada por mí, que favorecerá muchísimo mis estudios sobre la naturaleza general de las cosas. Francamente: lo necesitaba. En lo concerniente a la psicología, me permitirá investigar las fronteras de la locura egoica y la transpolación de la conciencia; en el orden de la ciencia física, me ayudará mucho a estudiar la multiplicación y propagación exponencial de la luz y el punto de fatiga de la misma, tema este que está muy mal estudiado por el momento.

dodecaedro1.jpg

Esto es una aproximación a la forma estructural que poseerá mi máquina, pero necesitaré algún dinero para construirlo; en este sentido, acepto mecenazgos porque este género de inversiones son las que un cosmógono no se ha de permitir, por honor.

Obviamente, no detallaré aquí, ni por asomo, los requisitos que son menester para construirlo, ni su funcionamiento, porque me molesta muchísimo que me roben las ideas. En este sentido soy muy tacaño (en los otros también, pero menos).

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Taberna.

2 comentarios el “El Egoides

  1. […] responder correos, comprar obsidiana y aguamarinas, pedir presupuesto para mi Egoides, adquirir los adminículos que son menester para el Macroscopio, et caetera. Publicado […]

  2. […] he iniciado los primeros experimentos con el Egoides. La expectación era máxima en mi laboratorio. A las 15,30 se ha producido la primera ignición, […]

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s