Sahara

sahara.jpg

Un servidor de ustedes cómodamente sentado en una duna sahariana. En comparación con el desbarajuste que impera en la jungla amazónica, que está llena de plantas raras, sonidos estrafalarios y animales peligrosos -sobre estas cosas se hablará-, el Sahara se me antoja un prodigio de orden cósmico al que me integro de una manera naturalísima. Los desertómanos como yo saben de qué hablo.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en General.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s