Cartografía teológica (III): Europa Regina

da

Los griegos representaron Europa como una doncella raptada por el toro Júpiter. Los renacentistas coronaron reina a la doncella dándole atributos imperiales. El cetro lo sujeta Dinamarca y el orbe es Sicilia. Nótese que los hispanos estamos en la cabeza coronada. El corazón, misteriosamente, está oculto en Bohemia. La representación es de Sebastian Münster – llamado Esdrás y Estrabón de los germanos- que siguiendo la educación de los hombres múltiples de la época, fue cartógrafo, hebraísta, gnomonista y astrónomo. Sutil ejercicio el de escudriñar las figuras de los continentes como si fueran constelaciones terrestres. Discípulo de Elías Levita, cabalista,  Münster buscó recuperar el texto original hebreo del Evangelio de Mateo. Nuestra reina bien pudiera ser también el Adam Kadmon con sus sefirot. La Corona, nuevamente, sería la inefable Keter.

Felicitación para Averroes

Averroes y Porfirio

Averroes charlando con Porfirio sobre cosas interesantes

A estas alturas todo el mundo ya sabe que celebramos el octingentésimo octogésimo octavo aniversario de Averroes, y desde aquí también lo felicitamos. Este cumpleaños es fasto en extremo, ya que 888 es un número sumamente afortunado que representa a Cristo y a la consumación de las cosas en Dios. Sobre nuestro filósofo queremos destacar varias cosas: Que Ibn Arabi, el místico, conoció a Averroes a quien se refiere elogiosamente, tratándolo de gran sabio; que los averroístas latinos deformaron su obra por completo; que recibió como sobrenombre el Comentarista, por comentar la obra completa de Aristóteles, cosa digna de tal título nobiliario; que influyó sobremanera en el Aquinate; que le encantaban los platos de berenjenas. No hagan caso de quienes lo presentan como un científico materialista y positivista que haría pasar a Comte por piadoso. Para entenderlo bien, conviene leer a Nifo o las conclusiones sobre Averroes de Pico dela Mirandola. Esas últimas no necesitan buscarlas porque están aquí.

Galeno: Que el buen médico es también filósofo

 

Galeno e HipócratesHipócrates departiendo con Galeno

El pobre Galeno, tan denostado hoy en día, tenía muy claros sus principios: No se puede ser médico si no se es también filósofo. Para demostrarlo, escribió el tratadito que viene a continuación. Aquél que, aún estando físicamente sano, tenga enferma su conducta, su conocimiento y su raciocinio, no podrá ser buen médico hasta que sane en las tres anteriores.  Y buscar la salud en esto implica ser filósofo. Aquel que siga el plan de estudios que traza Galeno, ciertamente obtendrá salud y podrá darla a los demás. Hoy en día, no ya la medicina, sino todas las restantes ciencias se anteponen a la filosofía. Así nos va.

Que el buen médico es también filósofo

Grosseteste Revisited

http://www.abc.es/ciencia/20140402/abci-universos-multiples-aparecen-texto-201404021255.html

Me agradan este tipo de noticias porque no son news, sino olds; no son crónicas, sino anacrónicas. En la gran cabeza de nuestro querido Roberto cabía, no sólo el universo, sino el multiverso. Ya en su día, adelantándonos en regresar al pasado, nuestra gaceta publicó aquí el tratado De Luce, mencionado en la noticia. Es llamativa la tibia confesión de que la comunidad científica había “subestimado por completo la profundidad del argumento lógico en la Edad Media”. Ya podrían ir aprendiendo y aplicarse el cuento.

Cartilla para saber leer en Cristo

Letra A

Juan de Falconi, autor de esta obra, fue practicante de la teología apofática. Se trata de una cartilla para leer el abecedario en Cristo. Que se puede leer en Cristo es evidente, porque es Palabra, Verbo o Logos de Dios. Esta obrita es buena para aprender a leer y para la devoción, por ende, adecuada para este tiempo cuaresmal. Además tiene un toque ligeramente cabalístico. Personalmente he encontrado cierto placer espiritual en deletrear el nombre propio en la cartilla de Cristo.

Cartilla para saber leer en Christo

 

Definición de pelea callejera

Goya

Artículo 154. Código Penal.

Quienes riñeren entre sí, acometiéndose tumultuariamente, y utilizando medios o instrumentos que pongan en peligro la vida o integridad de las personas, serán castigados por su participación en la riña con la pena de prisión de tres meses a un año o multa de seis a 24 meses.

Al igual que Giacomo Lentini, el notario que inventó el soneto, el redactor de este artículo debía de ser uno de esos raros especímenes de jurista con inquietudes literarias. Darse de palos sin mirar a quién es una vulgaridad. Acometerse tumultuariamente es un arquetipo. Nuestro autor debió contemplar la idea platónica de riña y la definió por escrito. En otra ocasión desarrollaré la idea de que el derecho se empleó como un método filosófico. Lamentablemente, esta búsqueda jurídica de las esencias desaparece a finales del siglo XIX.

Motete para un Tiempo de Penitencia

Timor et Tremor es el primero de los Quatre motets pour un Temps de Penitence de Francis Poulenc. Este enfant terrible de la música francesa se convirtió al catolicismo durante una peregrinación al famoso Santuario de Rocamador, donde hay una Virgen Negra. Como estamos en tiempo de penitencia, esta deliciosa obra es sumamente apropiada. Disfruten de arrepentirse.

Timor et tremor venerunt super me,
et caligo cecidit super me:
miserere mei, Domine, miserere mei,
quoniam in te confidit anima mea.
Exaudi, Deus, deprecationem meam,
quia refugium meum es tu et adjutor fortis.
Domine, invocavi te, non confundar.